El protocolo Reserve agrega activos tokenizados para crear criptomonedas estables totalmente descentralizadas (RTokens).

Nuestra meta a largo plazo

Una moneda de reserva mundial estable, descentralizada y resistente a la inflación, no vinculada a ninguna moneda fiduciaria.

Cualquiera puede crear un RToken

La competencia sin permisos crea
las mejores monedas estables.

Dólar Reserve

Una alternativa cripto al dólar estadounidense respaldada al 100%
por múltiples criptomonedas estables en USD.

(Próximamente)

Una criptomoneda estable+ que ofrece a sus titulares rendimientos
pasivos de DeFi y está asegurada por RSR.

Reserve Rights token

El token de gobierno del protocolo que también asegura a
los RTokens contra los impagos de las garantías.

Introducción al protocolo de Reserve

Hemos lanzado una moneda estable simplificada en Ethereum llamada RSV, que está respaldada por criptomonedas estables respaldadas a su vez por USD en bancos tradicionales. Actualmente está respaldada por un tercio de USDC, un tercio de TUSD y otro tercio de USDP. Esta criptomoneda estable simple existe como cobertura en caso de que uno de sus activos colaterales sea clausurado o tenga algún problema, ya que estos pueden ser intercambiados por otras criptomonedas estables. Actualmente el equipo central del proyecto controla los contratos de RSV con un “multipass”.

También lanzamos un token de gobernanza llamado RSR, que actualmente no tiene ninguna funcionalidad, pero jugará un papel importante en el futuro, una vez toda la plataforma del protocolo sea puesta en marcha.

En 2018, publicamos un diseño inicial del protocolo, pero no lo implementamos del todo. En vez de eso, sólo lanzamos nuestra criptomoneda estable RSV y procedimos a dedicar todo nuestro tiempo a construir una plataforma para los clientes mediante la cual es posible usar criptomonedas estables para ahorrar y hacer pagos del día a día de manera sencilla - la Reserve App.

Ahora que la app ha alcanzado cierto nivel de popularidad, hemos retornado al diseño y desarrollo del protocolo.

No vamos a lanzar el protocolo como se describió en nuestro whitepaper original porque tuvimos nuevas ideas desde entonces, y con el tiempo aparecieron ciertas primitivas DeFi en la industria (ejemplo: creadores de mercado automatizados y mercados de préstamos) que nos permiten construir algo mejor.

Propósito del protocolo

El objetivo final es ofrecer una alternativa al dinero fiat, que era el objetivo de las criptomonedas originalmente, aunque a través de medios diferentes a Bitcoin.

La idea es que componiendo carteras de activos tokenizados, podemos crear monedas con poder de compra estable sin depender de las monedas fiat emitidas por estados. No tenemos una cartera de colaterales definida, pero anticipamos que la cartera ideal contendrá materias primas, títulos de deuda, y quizás acciones de la bolsa. La regulación puede restringir los activos que estén tokenizados y disponibles. El protocolo va a necesitar facilitar la evolución de la cartera en el futuro, dado que la cartera de colaterales ideal hoy por hoy es probable que no sea la cartera ideal el próximo año.

Si esto funciona como se tiene pensado, el resultado será una moneda descentralizada con poder de compra estable que no podrá ser fácilmente devaluada.